Comunidades contra megaproyectos se reúnen en Chicomuselo
Comunidades chiapanecas reunidas en Chicomuselo. Foto: SweFOR México

Comunidades chiapanecas reunidas en Chicomuselo. Foto: SweFOR México

Los días 4 al 6 de mayo varias comunidades, ejidos y pueblos originarios del Estado de Chiapas se reunieron en Chicomuselo para discutir los efectos de los megaproyectos en sus localidades y compartir estrategias para contrarrestarlos.

SweFOR estuvo presente durante el Segundo Encuentro de Pueblos en Resistencia ante la amenaza de despojo por los megaproyectos que se llevó a cabo en Chicomuselo los días 4 al 6 de mayo el año en curso. El encuentro fue convocado por la organización católica de paz Pax Christi International y facilitado por integrantes de los centros de derechos humanos Digna Ochoa y Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) junto con integrantes de la organización Servicio Internacional para la Paz (Sipaz) y el Comité para la Promoción y Defensa de la Vida Samuel Ruíz.

Este año el Puerto de Chiapas se consolidará cómo Zona Económica Especial,  lo cual se define, según fuentes oficiales, como “un área delimitada geográficamente que cuenta con ventajas naturales y logísticas para convertirse en una región altamente productiva” y por tanto, atrayendo inversiones de grandes empresas por sus beneficios. Sin embargo, no todos están de acuerdo con la iniciativa.

Los participantes comparten sus problemáticas

Alrededor de sesenta personas están sentadas en sillas plásticas en la parroquia de la cabecera municipal de Chicomuselo en el sur de Chiapas. Vienen de todo el Estado de Chiapas, algunos también de Oaxaca, vienen de pueblos originarios, de ejidos y de comunidades. Lo que tienen en común, la razón de estar reunidos en la parroquia de Chicomuselo, es su resistencia contra megaproyectos en sus localidades.

Comparten sus historias, sus problemáticas. Los de Acacoyagua cuentan que una minería intenta continuar con la extracción de titanio e ilmenita en su territorio, que han recibido amenazas, hostigamiento y desprestigio en los dos campamentos que mantienen para impedir la actividad minera. Los de Chicoasén, que luchan por detener la construcción de la presa Chicoasén II, comparten que tienen diez órdenes de aprehensión contra ejidatarios. Los representantes del pueblo Zoque dicen que actualmente tienen 32 órdenes de aprehensión por supuestos delitos de motín, daños y secuestros en su lucha contra proyectos mineros e hidrocarburos. Los de Chicomuselo cuentan que las empresas mineras en su región ofrecen un pago de $2000 pesos por firmar el acta en apoyo a las actividades de ellas. Y así sigue…

Los participantes del encuentro elaboran un pronunciamiento conjunto, en lo cual levantan sus preocupaciones por las amenazas que enfrentan;

Quienes hemos decidido defender la vida y la Madre Tierra estamos en un riesgo constante bajo las amenazas de empresarios, de la delincuencia organizada y del Estado en sus tres niveles de gobierno que solo favorecen los caminos de la impunidad, la injusticia, la desigualdad, el despojo, la explotación, el desprecio en contra de nuestros pueblos originarios, comunidades y ejidos, proclama el pronunciamiento.

Las Naciones Unidas expresan preocupación

A mediados de enero de este año, Michel Forst, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de defensoras y defensores de derechos humanos, realizó una visita oficial a México tras la cual, presentó un informe en el cual levantó algunas preocupaciones relacionadas con empresas y derechos humanos;

Recibí información sobre el impacto que las acciones de muchas compañías han tenido sobre las comunidades alrededor del país y cómo algunas compañías podrían haber afectado de manera adversa los esfuerzos de los defensores de derechos humanos.

Y da algunas recomendaciones a las empresas públicas y privadas en México.

Deben reconocer de manera pública y respetar el papel positivo de los derechos humanos. Las compañías deben abstenerse de acciones que puedan afectar de manera negativa el gozo de los derechos humanos de cualquier manera.

SweFOR México