El derecho a la salud en El Bosque: un largo camino

El Movimiento Sueco por la Reconciliación acompañó al profesor Martín Ramírez durante una asamblea que exigía garantías en el derecho a la salud ante el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria V, Pichucalco. Después de un largo proceso parece que las autoridades estatales están escuchando su petición.

DSC_0052

Martín Ramírez hablando en la asamblea convocada por el Comité de Salud en El Bosque. Foto: Sanna Sjöblom

“La salud es una de las grandes necesidades en el pueblo de El Bosque” es lo que dice el profesor Martín Ramírez en el domo municipal de El Bosque ante la presencia de 250 personas, en su mayoría mujeres indígenas, que participaban en una de las asambleas convocadas por el Comité de Salud. La razón por la cual Martín hace esta afirmación está relacionada con la carencia de atención en salud las 24 horas del día, así como de médicos especializados, equipamiento en el centro de salud, laboratorio clínico y acceso a medicamentos. Para ilustrar las consecuencias de dichas insuficiencias Martín expresa: “se nos han muerto niños de enfermedades que se pueden curar”. Es por eso que exigen la intervención de las autoridades responsables.

A su lado se encuentra Celin Clemente Vargas, el jefe de la Jurisdicción Sanitaria V, Pichucalco. Ante las peticiones señala que “para enero del 2016, el centro de salud contará con equipamiento e insumos”. Respecto a la construcción de un nuevo hospital, asegura que se está realizando un estudio de factibilidad. No obstante, “es un proceso largo y no de 15 días”. En su discurso alienta a los asistentes a continuar la entrega de oficios y solicitudes para generar mayor disuasión entre las autoridades.

Pocos recursos y amenazas: los obstáculos en el camino

Martín parece convencido de seguir exigiendo sus derechos. Especialmente considerando que con sus pocos recursos económicos ha logrado la presencia del jefe de la Jurisdicción Sanitaria en la asamblea que se celebra este día. Entre las gestiones adelantadas por Martín cabe mencionar la entrega de una solicitud en febrero de 2015 a la Secretaría de Salud del estado de Chiapas. Allí se planteaban algunas peticiones que supondrían la garantía al derecho a la salud en el municipio de El Bosque. Han transcurrido nueves meses desde que el Movimiento Sueco por la Reconciliación brindó acompañamiento a Martín Ramírez en la entrega de dicha solicitud. Hoy, está nuevamente presente en lo puede ser un avance hacia el cumplimiento de las demandas hechas por el pueblo de El Bosque.

La labor de Martín por la defensa de los derechos humanos no es reciente. Sin embargo, logró visibilidad a partir de su compromiso con la liberación de Alberto Patishtán que redundó en la creación del Movimiento del Pueblo de El Bosque. Dicha labor ha implicado amenazas en forma de vigilancia por parte de autoridades mexicanas y hostigamiento policial.

A pesar de ello, Martín persiste porque cuenta con el respaldo y la confianza de muchos de los presentes en la asamblea de hoy. Sabe que el resultado de su labor no es de beneficio exclusivo, sino de aquellos que caminan con él y que el día de hoy, pese a sus pocos recursos económicos, se han despedido compartiendo algo de su dinero para que la exigencia de sus derechos no se detenga.

Marci Hernández Martínez, observadora de SweFOR en México 2015-16