Evalúan impactos del sismo en la Costa de Chiapas

Comunidad Huizachal (Tonála), casa de damnificada. Foto: Elena Arnaiz

A 2 meses de suceder los dos sismos que afectaron gravemente a México, organizaciones de derechos humanos manifiestan su preocupación ante irregularidades cometidas por autoridades municipales y estatales en la gestión de la ayuda a las comunidades damnificadas y la situación de las personas afectadas que aún esperan la ayuda mientras viven en precarias condiciones.

El 7 de septiembre de 2017 un sismo de magnitud 8.2 sacudió la costa de Chiapas y el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. El sismo tuvo su epicentro a 100 km de la costa chiapaneca y afectó gravemente a los habitantes de la zona.

1

Comunidad el Paredón (Tonalá) la misión de observación toma el testimonio de Carmen Ramos y otras personas damnificadas. Foto: Elena Arnaiz

Carmen Ramos de la comunidad El Paredón cuenta su experiencia:

“Las paredes de mi casa se venían a abajo mientras nos protegíamos. Mi padre estaba en la hamaca y corrí a abrazarlo para decirle que todo iba estar bien. En ese momento una pared se vino abajo y la fuerza nos aventó a las alturas. Caímos al piso.”

 

Según datos del Gobierno del Estado de Chiapas respecto de las afectaciones del sismo del 7 y 19 de septiembre y sus réplicas casi la mitad de la población de Chiapas fue afectada;  16 personas perdieron la vida y 26 fueron lesionadas por el sismo, más de 80mil viviendas sufrieron daños. Los daños afectaron a infraestructuras públicas a todos los niveles; destacando escuelas, centros de salud carreteras y puentes. Los daños en los pozos de agua potable y las fosas sépticas suponen un grave problema de salud pública. Aún no ha dejado de temblar, en la actualidad se reportan más de 6mil réplicas del sismo del 7 de septiembre.

Una vecina de Carmen Ramos de la comunidad del Paredón contó;

A dos meses del sismo todavía vivimos en tiendas de campaña porque aún no tenemos casa.”

 

Comunidad Nueva Urbina (Pijijiapan). Testimonios de damnificados. Foto: Elena Arnaiz

El CDH Digna Ochoa sufre hostigamiento por sus labores de derechos humanos

El Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa A.C. (CDH Digna Ochoa) con sede en Tonalá en la costa de Chiapas es una organización acompañada por SweFOR. Tras el sismo, volcó todos sus esfuerzos y recursos para la coordinación y gestión de la ayuda ante la emergencia humanitaria para las comunidades damnificadas por el sismo. Realizaron acopio y entrega de víveres, coordinando acciones de voluntarios y de reconstrucción en la zona

Apoyan procesos como el de la comunidad Huizachal y el Paredón en el cual un grupo de mujeres se han unido para exigir sus derechos como damnificadas a las autoridades y se han organizado para paliar colectivamente los impactos del sismo, como la gestión de un comedor popular en el Paredón para las personas afectadas en su comunidad.

10p

Comunidad Huizachal (Tonala). Reunion de la Mision de Observacion con mujeres organizadas afectadas por el sismo. Foto: Elena Arnaiz

Sin embargo, desde el suceso del sismo CDH Digna Ochoa ha sufrido un incremento de amenazas e incidentes de seguridad en el destacan hostigamiento por parte de fuerzas de seguridad. SweFOR ha elevado su preocupación ante estos hechos a las autoridades responsables para que garanticen la protección y legitimidad de las labores del CDH Digna Ochoa, con el fin de permitir que tenga un espacio de acción seguro.

5p

Palacio Municipal de Tonalá, reunión con presidentes municipales de Arriaga y Tonala y representante de la municipalidad Pijijiapan. Foto: Elena Arnaiz

La sociedad civil actúa ante irregularidades en la gestión de ayuda a damnificados

La Red Todos los derechos para todos y todas (Red TDT)[1] junto con el CDH Digna Ochoa hicieron un llamamiento a organizaciones de la sociedad civil para formar una Misión de Observación en la Costa de Chiapas los días 16 y 17 de noviembre. El objetivo fue observar y documentar violaciones contra los derechos humanos de comunidades afectadas por el sismo en la costa de Chiapas así como agresiones contra los defensores de derechos humanos locales con el fin de poder elevar su preocupación y recomendaciones a las autoridades municipales y estatales[2].

7

Tuxtla Gutierrez, Palacio de Gobernacion. Reunion con autoridades estatales. Foto: Elena Arnaiz

 

En las recomendaciones preliminares la Misión de observación expone que existe “una grave desinformación sobre los criterios y procedimientos en el otorgamiento de apoyos para el proceso de reconstrucción” además de detectar “inequidades y elementos discriminatorios en el otorgamiento de apoyos” Y destacan “una grave descoordinación del gobierno federal con las instancias municipales y con la sociedad al grado que no se ha compartido información básica para garantizar los derechos de las personas afectadas” Finalmente, solicitan  “pedimos acciones ante los preocupantes testimonios de agresiones a personas defensoras en el contexto de su trabajo de documentación de violaciones a derechos humanos y apoyo a las personas ý comunidades víctimas en relación a los sismos y réplicas

 

Algunos integrantes de la Mision de Observacion.

 

Elena Arnaiz, Observadora Internacional SweFOR México

 

 

 

[1] La Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos “Todos los drechos para todos y todas” esta conformada por 84 organizaciones civiles en 23 estados de la Republica Mexicana.

[2] La Misión de Observación fue impulsada por la secretaria ejecutiva de la Red TDT y participaron 6 organizaciones de Chiapas pertenecientes a la misma; CDH Digna Ochoa, CDH Fray Bartolomé de las Casas (FrayBa), CDH Fray Matías de Córdova, el Colectivo de Educación para la Paz y los Derechos Humanos (CEPAZDH), Voces Mesoamericanas y Servicios y Asesoría para la Paz (SERAPAZ Chiapas). A nivel local, dos organizaciones acompañaron la misión, estas son el Frente Cívico Tonalteco y el Consejo Autónomo de la Costa y además la misión conto con el acompañamiento internacional de SweFOR y del Servicio Internacional de Paz (SIPAZ).