El Movimiento Ríos Vivos Antioquia (MRVA) está en riesgo -Defensoría del Pueblo

Julia y Agnes, MRVA Caucasia con Elizabeth

El pasado 13 de febrero la Defensoría del Pueblo publicó un informe de Riesgo sobre el municipio de Briceño, Antioquia, en el que señala que están en riesgo, entre otros,  miembros del Movimiento Ríos Vivos “como consecuencia de las amenazas directas, el señalamiento y la estigmatización de la que son objeto, por parte de los grupos armados ilegales presentes en la zona”. Asimismo, también señala que en lo transcurrido del 2017, “el escenario de riesgo se profundiza a partir de la avanzada territorial por parte de las AGC, hacia los municipios del Norte de Antioquia como San Andrés de Cuerquia, Ituango, Valdivia y Briceño, Tarazá en el Bajo Cauca y Sabanalarga y Peque en el occidente”. Son en estos municipios donde el MRVA tiene presencia.

Adicionalmente, en un artículo publicado el 30 de marzo sobre amenazas a líderes y defensores de derechos humanos,  en el listado por regiones que presenta la Defensoría sobre organizaciones sociales y comunitarias en especial situación de riesgo, aparece el Movimiento Ríos Vivos en Antioquia.

Aunado a esto, el 10 de febrero unos hombres armados preguntaron por Nelson Holguín y Camilo Aguilar, integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia, en la vereda Altos de Chirí (municipio de Briceño) y abrieron fuego contra un joven del lugar. El hecho ocurrió en una de las once veredas de Briceño, donde se lleva a cabo el piloto de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos y al lado de la vereda donde se realizó el piloto de desminado como parte de los acuerdos de la Habana entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC.

Estos hechos y otros relatados en el comunicado “Inseguridad y Temor en la Zona Piloto de Desminado y Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito Motiva la Renuncia Masiva de Líderes y Lideresas Comunitarias” que el MRVA publicó el pasado mes de marzo, han motivado que por la ausencia de garantías 14 integrantes del MRVA decidieron retirarse de los espacios de representación para estas iniciativas.

SweFOR acompañó al Movimiento Ríos Vivos en el mes de marzo en Caucasia, Bajo Cauca y expresa su preocupación por la situación señalada en ambos informes y por estos acontecimientos. SweFOR quisiera exhortar al Estado Colombiano a garantizar el derecho a la libre expresión que el artículo 20 Constitucional confiere y a tomar las medidas y acciones necesarias para proteger efectivamente a los defensores y defensoras de derechos humanos bajo lo prometido en el Punto 3 del tratado de paz en el acuerdo sobre “garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores y defensoras de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos”.